La dulce calabaza

Amigas, les dije que quería compartir algunas recetas de calabaza para este mes de noviembre, y lo prometido es deuda.  Ya les compartí la primera, una crema de calabaza y pimientos morrones que me encanta.  Hoy nos vamos por delicias dulces, algunas de estas ideas tal vez te sirvan para la tradicional cena de Acción de Gracias.

Le agradezco a mi amiga Nilsa Odette López, quien me envió algunas de estas recetas deliciosas.

Que les aproveche, y me cuentan como les quedó.  ¡Disfruten!

Pancakes de Calabaza con Mezcla Instantánea para Pancakes

(www.ensalpicadas.com)
Porciones: 6-7 pancakes
Ingredientes:
  • 1 paquete de 6 oz de mezcla de pancakes Buttermilk Complete (equivale a 1 taza y 2 cucharadas)
  • ½ taza de calabaza majada (puede ser de lata)
  • 1 taza de agua
  • ¼ cucharadita de canela o pumpkin spice
  • mantequilla (¡ojo! usen mantequilla, NO margarina)
  • canela extra para servir
Procedimiento:
  1. Mezcla la harina de pancake, calabaza y agua.
  2. Añade ¼ de cucharadita de canela en polvo o “pumpkin spice”.
  3. Si te gusta mucho la canela, puedes añadir un poquito extra.
  4. Calienta un sartén o plancha con un poco de mantequilla.
  5. Cuando derrita la mantequilla pon a cocinar los pancakes que quepan cómodamente.
  6. Cuando los pancakes hagan burbujas, los puedes voltear.
  7. Al voletearlos, añade sobre cada pancake una rebanada muy fina de mantequilla y dispersa según se derrite.
  8. Al servir, añade canela a gusto sobre cada pancake.
  9. Sirve con syrup de pancakes.

 

Cheesecake de Calabaza

(Receta de Douce Lefiere)
Ingredientes:
  • 1 plato para cheesecake “Graham cracker” (lo venden así en el supermercado)
  • 1½ barra de queso crema a temperatura ambiente
  • ½ taza de azúcar regular
  • 1 cdta. de harina todo uso, cernida
  • ½ taza de calabaza (enlatada)
  • ¼ cucharadita de canela
  • 1 pizca de sal
  • 2 huevos
  • una pizca de pumpkin spice
  • 1 cda de vainilla
Procedimiento:
  1. En la batidora, acremar los quesos junto al azúcar
  2. Añade la harina, canela, sal y pumpkin spice, en velocidad media
  3. Agrega los dos huevos y mezcla bien
  4. Añade la calabaza y vainilla
  5. Cuando esté listo, vierte la mezcla en el plato “Graham cracker”
  6. Hornea en 325° por 40 minutos
  7. Apaga el horno y deja el cheesecake dentro, para que se vaya enfriando.  Si lo sacas caliente, se abre por encima.  Una vez haya enfriada, refrigéralo hasta que este listo para servirse.

Crust para este cheesecake, hecho con galletas Ritz

  • 1 paquete de galletas Ritz (34 galletas) trituradas
  • 6 cdas. mantequilla derretida
  • 1 cda. azúcar
Procedimiento:
  1. Mezcla todos los ingredientes, y luego lo llevas a un molde de 9″, presionando la mezcla contra el fondo y las orillas del molde.
  2. Hornear por 10 minutos y luego dejar que se enfríe un poco.  Después estará listo para que viertas la mezcla de esta deliciosa receta.

 

Pan de calabaza

(Receta de Deuce Lefiere)

Ingredientes:
  • 1 lata de calabaza
  • 3 tazas de leche
  • ½ barra de mantequilla
  • 1 taza de azúcar morena
  • ¼ taza de azúcar regular
  • ½ taza de nueces
  • 5 huevos
  • ½ cdta. de nuez moscada
  • 1 cdta. de canela molida
  • 1 cdta. de vainilla
  • 1 cdta. ralladura de naranja (china)
  • 1/2 libra de pan
  • caramelo
Procedimiento:
  1. Cortar el pan en pedacitos (pellisquitos)
  2. Añadir en un envase grade, la leche, la ralladura de naranja (china), las 2 azúcares, vainilla, canela, nuez moscada, calabaza, huevos, mantequilla derretida y batir bien, hasta que haga una mezcla uniforme.
  3. En otro envase, coloque el pan y las nueces.
  4. Vierte sobre el pan y las nueces la mezcla líquida y deja remojar por 5 minutos
  5. En un molde 8 x 3″, ya con caramelo en el fondo, vierte la mezcla y lleva al horno por 15 minutos aproximadamente, en baño de María.

 

Cupcakes de Tarta de Calabaza con Crema de CheesecakePhoto Editor-20181108_074825

(Receta de Supermercados Giant)

Ingredientes:
  • 1 ¾ taza de harina
  • 2 cdta. de polvo de hornear (baking powder)
  • 1 cdta. de baking soda
  • 1 cda. pumpkin pie spice
  • ½ cdta. sal
  • 1 lata (15 oz) puré de calabaza
  • ¾ taza aceite de canola
  • 1 taza de azúcar granulada
  • 2 huevos grandes
  • 2 cdtas. extracto de vainilla

Para el frosting:

  • ½ taza (1 barra) mantequilla, temperatura ambiente
  • 1 pqte. (8 oz) queso crema, temperatura ambiente
  • 1 cdta. extracto de vainilla
  • 3 tazas de “confectioners’ sugar”

Procedimiento

  1. Coloque 18 “muffin cups” en dos moldes para muffins.  Pre calentar el horno a 350°F.
  2. En un tazón mediano, mezcle la harina, el polvo de hornear, baking soda, pumpkin pie spice y la sal.
  3. En un tazón grande, mezcle el puré de calabaza, aceite, azúcar granulada, huevos y extracto de vainilla, hasta que la mezcla quede suave.  Agréguele los ingredientes secos ya mezclados en el tazón mediano y combínelos bien. Una vez la mezcla esté lista, vierta sobre en el molde para muffins ya preparado.
  4. Hornee por 25–30 mins.  Verifique que se han cocinado bien, introduciendo un palillo de dientes en el centro de uno de los cupcakes, y al sacarlo está totalmente limpio.  Una vez listos, saque los moldes del horno y déjelos que enfríen.  Luego remueva los cupcakes del molde.
  5. Ahora prepare el frosting.  Usando una mezcladora eléctrica, bata la mantequilla y el queso crema por unos 2–4 mins., hasta que suavicen.  Añada el extracto de vainilla.  Usando la velocidad baja de la mezcladora, vaya agregando el azúcar poco a poco, batiendo hasta que se torne en cremoso.  Puede usar una manga para frostear o una espátula para decorar sus cupcakes.

 

¿Tienes recetas como estas para compartir?  ¡Envíamelas!  dejameacompanarte@gmail.com

Y recuerda que tus comentarios al final de esta página o en el Fanpage de Facebook son bienvenidos.

Anuncios

Eso que llaman “estrés”

Destacado
Me fascina que en los Estados Unidos, cada día del año tiene asignado algún evento o celebración.  ¡Y no lo digo en broma!  Aquí se celebran cosas como “el día nacional de los amantes de la mantequilla de maní” o “el día de adoptar un pavo”.  Cierto, muchos de éstos son “holidays” inverosímiles y dan gracia, pero el de hoy es asunto serio.

adult-annoyed-anxiety-133021El estrés es un sentimiento de tensión física o emocional. Puede provenir de cualquier situación o pensamiento que lo haga sentir a uno frustrado, furioso o nervioso.

El estrés es la reacción de su cuerpo a un desafío o demanda. En pequeños episodios, el estrés puede ser positivo, como cuando le ayuda a evitar el peligro o cumplir con una fecha límite. Pero cuando el estrés dura mucho tiempo, puede dañar su salud.

En pocas palabras, experimentar estrés es un asunto normal en la vida.  Tomemos en cosideración que lo puede provocar una situación o pensamiento, por lo que se supone que sea un sentimiento pasajero.  Pero… dice que cuando esa sensación se prolonga, es cuando empiezan los problemas, por lo menos los que causan más estragos: los de salud.

Es importante abordar el tema del estrés prolongado, porque me parece que los estilos de vida y el ajoro que enfrentamos las mujeres hoy día arrastran consigo esa presión constante que nos mata “a cuchillito de palo” y sin darnos cuenta.

Voy a referirme a lo que explica el sitio MedlinePlus sobre el estrés. Lo clasifica en dos tipos, uno relativamente normal y otro sumamente peligroso.  Del estrés agudo, no nos podemos librar: es una reacción normal y sirve hasta de mecanismo de defensa para poner en alerta la mente y el cuerpo.

El estrés crónico, por su parte, es el que hay que mantener bajo control.  Lo difícil de éste es que es provocado por situaciones que no se resuelven de forma rápida, y hace que lo que la provoca se convierta en una amenaza constante.  Ante eso, el cuerpo y la mente se mantienen en alerta continuamente, como una bombilla que se queda encendida todo el tiempo… y que ya sabemos que tarde o temprano, termina fundiéndose.  En los casos de estrés crónico, lo que se funde es nuestra salud.

Tipos de estres (1)

¿Qué ocurre en tu cuerpo cuando estás estresada?

Según se explica en el artículo de MedlinePlus, la primera reacción corporal es la liberación de hormonas.  Estas activan al cerebro, para que esté en alerta.  Una vez el cerebro asume esa acción, ocurre un efecto dominó:  los músculos se tensionan y se acelera el pulso.  Si se trata de una situación estresante pasajera (como un buen susto, por ejemplo), una vez el cerebro recibe el mensaje de que se puede volver a la normalidad, el cuerpo retorna a su estado natural.

Durante un episodio de estrés crónico, el cuerpo nunca retorna a esa normalidad.  El cerebro sigue recibiendo estímulos continuos de una situación de peligro, sobrecargando sus funciones y las de otros órganos del cuerpo.  Como no pueden relajarse, trabajan de continuo, y según los médicos, terminan causando lo siguiente:

  • Hipertensión
  • Problemas cardíacos
  • Depresión y/o ansiedad
  • Cambios drásticos de carácater y emocionales
  • Problemas en la piel
  • Obesidad y diabetes
  • Problemas menstruales

Este fue mi caso.  Por mi tipo de trabajo, el estrés nunca paraba.  La verdad no me di cuenta de sus efectos en mi salud, hasta que la situación se tornó tan crítica, que de no haber actuado, me pudo costar la vida.

Es por eso que los expertos señalan otras complicaciones de este tipo de estrés, sobre todo si ya tienes otros problemas de salud.  Se le suman las síntomas emocionales, que también desembocan en dificultades en el buen funcionamiento del cuerpo:

adult-female-headache-41253

  • Problemas intestinales
  • Dolores de cabeza, cuello y espalda
  • Falta de energía y problemas de concentración
  • Dificultad al dormir
  • Problemas sexuales
  • Problemas de peso
  • Riesgo de uso de drogas y alcohol
  • Pensamientos negativos y hasta suicidas
  • Ataques de pánico

Es preciso que, si identificas que estás pasando por una etapa de estrés crónico, contactes a tu médico.

La causa del estrés es la presencia de un factor estresante.  La ansiedad es el estrés que continúa después de que el factor estresante ha desaparecido.  (MedlinePlus)

¿Cómo puedes manejar tu estrés?

Lo primero que debes saber es que no existe una fórmula universal para erradicar el estrés.  Lo que sí existen son maneras de canalizarlo, que varían de persona a persona: lo que me puede funcionar a mí, quizás no sea efectivo contigo y viceversa.

Aquí algunas recomendaciones:

Acepta aquellas cosas que no puedes cambiar.

Generalmente, cuando nos aferramos a una idea, plan o manera de hacer las cosas, contribuye a que te alteres.  Si hay algo que, aunque no te guste, no lo puedes cambiar, intenta enfrentarlo de una manera creativa y relajante.

Aléjate de las situaciones estresantes.

En ocasiones, sabiendo que hay lugares, momentos y personas que disparan nuestros niveles de estrés, no los evitamos.  ¡Y hasta nos gusta exponernos a ellos!  Pero date cuenta que no son saludables para ti, e intenta alejarte de ellos… aunque sea sólo momentáneamente.

Haz ejercicios o alguna actividad física activa.

Es una de las mejores maneras de reenfocar tu cerebro y bajar los niveles de estrés.  Cuando disfrutas de la actividad física, como bailar o hacer ejercicios, tu cerebro libera hormonas que envían un mensaje de felicidad y bienestar, que contrarresta el estrés y ayuda a que el cuerpo encuentre un balance.

Sé positiva.

Intenta cambiar tu perspectiva de la situación que te estresa.  Un cambio en pensamientos negativos por positivos hace toda la diferencia.

Busca nuevas formas de relajarte.

A muchas personas, un pasatiempo o la práctica de técnicas de relajación le vienen como anillo al dedo.  Escoge una que sea de interés y que te sea fácil de practicar.  Ultimamente, los libros de colorear para adultos, por ejemplo, han servido para esos fines, lo mismo que el yoga.  La música siempre puede ser tu mejor aliada para combatir el estrés.

Duerme bien y sigue una dieta saludable.

El descanso ayudará a que tengas más claridad mental, relajes tus músculos y se convierta en una inyección de energía.  En cuanto a tu alimentación, haz un esfuerzo por consumir frutas, vegetales, fibra, productos bajos en grasa y suficiente agua.

Aprende a decir que no.

Establecer límites en lo que puedes o no hacer y atender, te servirá para que veas resultados casi inmediatos para bajar el estrés.  Y si necesitas ayuda, pídela y no temas buscarla.  Evita seguir agregando más responsabilidades o situaciones estresantes a tu vida, porque de otra manera, tu salud va a pagar las consecuencias.

Otro consejo de alto valor para todas: trata de evitar las conductas adictivas, como un método de canalizar el estrés y la ansiedad.

Evitar por estres (1)

 

Puedes encontrar más información y recursos de ayuda con tu médico o proveedor de salud, y también a través de organizaciones dedicadas al bienestar integral.  En la internet, desde luego, puedes encontrar muchos datos adicionales, no sólo sobre lo apremiante de combatir el estrés,  sino de cómo manejarlo.

Si han dedicado todo un día del calendario (por lo menos en Estados Unidos) para crear conciencia sobre este tema, es porque es importante.  No lo descartes o lo tomes a la ligera.  Hay mucha gente que te quiere y que desea que estés bien, plena y en salud, así que cuídate y ve poniendo un alto a todo aquello que te estresa.

Además, conversa con otros sobre las implicaciones que tiene sobre la salud, para que también puedan mejorar su calidad de vida.

Espero que te animes y dejes a un lado eso que llaman estrés.

Déjame tus comentarios al final de esta página y sigue mi blog. 

¡Deseo compartir contigo muchas más temas y vivencias!

 

 

 

 

Bienvenido Noviembre

Te prometí que a través de este Blog, iba a acompañarte en las buenas y no tan buenas. Hoy quisiera que, con ocasión de que comienza un nuevo mes, compartamos asuntos más positivos.

Noviembre es un mes interesante. Varios días feriados y muchas ocasiones para compartir entre amigos y familia. Y como es nuestra costumbre latina, con cada reunión, hay una nueva oportunidad de sentarnos a la mesa.

close up photo of orange and green squash
Photo by Susanne Jutzeler on Pexels.com

La calabaza es bastante común por estas fechas, y puede ser el ingrediente “estrella” para servirle a los tuyos. Durante este mes voy a compartir algunas recetas a base de calabaza, para darte opciones de cómo llevarla a la mesa.

¿No te gusta la calabaza? ¡Esto es de lo que te estás perdiendo!

La calabaza, que dicho sea de paso es considerada una fruta, tiene altos niveles nutricionales: rica en vitaminas, minerales y antioxidantes, es además baja en grasas y calorías. También contiene potasio, que ayuda a mantener una presión arterial saludable.

Según MedicalNewsToday.com, uno de los mayores beneficios de la calabaza es el Beta Caroteno. Este es un antioxidante que tiene potentes efectos contra el asma, la hipertensión y ayuda a proteger al cuerpo contra ciertos tipos de cáncer. También es excelente para ayudar a controlar la diabetes y a proteger el sistema inmunológico. Por si fuera poco, ayuda a mantener saludables la piel, el cabello y los huesos. Todo eso es lo que aporta la calabaza a tu salud.

En el supermercado, es posible que encuentres enlatados de calabaza para usar en postres. ¡Pero ojo! Esos productos nunca podrán sustituir las virtudes de una calabaza fresca, porque son envasados y con azúcares añadidos.

¿Cómo conservarla?

Se mantiene bien en un lugar fresco y oscuro, pero si sólo has usado una parte y quieres conservar el resto, lo mejor es trocearla, cocerla un poco y congelarla. Nunca se congelan crudas, porque pierden humedad y al descongelarlas, pierden consistencia.

Ahora, a la recetaappetizer-bowl-creamy-1277483

Pero antes, quiero invitarte a que me envíes algunas de tus recetas a base de calabaza favoritas , para compartirlas. ¡Que no sólo sean las “barriguitas de vieja” o el flan de calabaza, plis!

La siguiente, es mi versión de la Crema de Calabaza, y que precisamente hice esta semana.

 

Crema de Calabaza y Pimientos Morrones (2 a 3 porciones)

Ingredientes

2 libras de calabaza Butternut Squash

(o 1 calabaza mediana puertorriqueña)

1 frasco mediano de Pimientos Morrones

I cda. de aceite de oliva

½ cebolla amarilla picada

2 a 2½ tazas de agua

1/4 de taza caldo de pollo bajo en sal

½ taza de crema

Una pizca de sal

Procedimiento:

  1. Con un cuchillo, corta la calabaza a la mitad. Si usas Butternut Squash, comienza con la parte superior (la parte larga), pues se te hará más fácil su manejo. Usando el cuchillo, le quitas la cáscara y la troceas en pedazos de 2 pulgadas, aproximadamente. Repite con el resto de la calabaza, quitándole la pulpa y las semillas primero.
  2. En una cacerola grande, calienta el aceite de oliva a fuego medio. Sofríe la cebolla hasta que se vuelva suave y transparente.
  3. Agrega 2 a 2 ½ tazas de agua, el caldo de pollo y la pizca de sal. Echa la calabaza troceada. Tapa la cacerola y ponla a hervir, unos 15 minutos o hasta que la calabaza esté cocida.
  4. Te va a quedar una sopa, que debes echar, poco a poco, en la licuadora. Hazla puré (va a quedar suave) y luego agrega los pimientos morrones poco a poco. Asegúrate que mezclen bien.
  5. Vierte la mezcla nuevamente en la cacerola y ponla a cocinar a fuego bajo, unos 10 minutos. Agrega el Heavy Cream. Revuelve suavemente hasta que cobre una consistencia más espesa y cremosa. Sazona al gusto, incluso le puedes echar una cucharada de miel, si le hiciera falta.
  6. Una vez la crema esté lista, sírvela en un plato de sopa. Puedes adornar con un poco de queso mozzarella rallado o con semillas de calabaza tostadas.

¡Buen provecho! ♥

Tus comentarios al final de esta página

o el Fanpage de Facebook son bienvenidos.

¡Deseo saber de ti!